Lo mejor de nosotros mismos

Dime cuál es tu punto fuerte y tu punto débil como candidato. Piénsatelo, con calma…no tenemos prisa ninguna.

Lo tienes claro… ¿sí?, ¿no?, ¿depende? Entiendo. No es una pregunta que nos hagamos todos los días y responderla en frío puede costar un poquito más de lo normal.

Cambiemos el entorno. Yo soy el reclutador de un proceso selectivo y tú eres el candidato y los dos estamos en el medio de la entrevista definitiva. Después de preguntarte sobre tu formación, tu experiencia, tus expectativas… te realizo esta pregunta. ¿Qué responderías?…si es que responderías algo (muchos no nos esperamos estás preguntas en un proceso selectivo – qué osada puede llegar a ser la ignorancia en algunos casos).

No quiero resultar incómodo y presionarte, sólo quiero provocar en ti una reflexión: ¿somos realmente conscientes de cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles?  Si la respuesta es afirmativa, ¿somos capaces de exponerlos con claridad en una entrevista?, ¿los tenemos en cuenta a la hora de diseñar una búsqueda de trabajo efectiva? , y finalmente ¿sabemos si nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, son realmente elementos que refuerzan o perjudican nuestra candidatura?

magic_mirrorDespués de este discurso tengo una buena noticia para ti. Todos, y cuando digo todos es todos, tenemos puntos fuertes y puntos débiles como candidatos. Los puntos fuertes, bien posicionados, nos podrán ayudar en el proceso selectivo y los puntos débiles podrán perjudicarnos… o no, todo depende de nuestra habilidad para gestionarlo…

…y parte de esta gestión pasa por, en primer lugar hacer un análisis exhaustivo de nuestra personalidad, comportamientos y habilidades. Tener claro que nos hace un buen candidato y lo que no, y una vez tengamos esto claro tocará diseñar nuestra estrategia, esto es, intentar entender que lo que nosotros consideramos bueno o malo tiene el mismo significado para nuestra candidatura que para la empresa.

Me explico. Si usted se considera una persona altamente minuciosa puede ser que esto sea un punto negativo si optamos a un puesto en el que se busca más el resultado rápido que la calidad del mismo o puede resultar muy positivo si el trabajo requiere una alta focalización al detalle para la consecución de los objetivos.

Por ello, es de vital importancia que tengamos en cuenta que no existe lo bueno ni lo malo en selección, sólo hay características que pueden ser positivas para la candidatura o características que pueden no sumar para alcanzar nuestro objetivo.

Así que llegados a este punto dígame… ¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles?

Anuncios

La creación de un blog profesional para la mejora de la empleabilidad

Cuando estamos en búsqueda activa de empleo, y esto es algo que siempre repito, debemos concienciarnos que tenemos que utilizar todas las herramientas que tengamos a mano para conseguir nuestro objetivo.

Ya hemos hablado en este blog de consejos para buscar empleo, el uso de la carta de presentación, y el uso de Linkedin, ahora toca hablar de la creación de un blog profesional que nos ayude en nuestra empleabilidad.

descargaLa apertura de una bitácora debe estar concebida como un medio para apoyar a nuestra marca personal, para conseguir que nuestro nombre se relacione con un sector profesional, para consolidar contactos y, sobre todo, transmitir tus ideas sobre el sector.

Abrir y mantener un blog no es fácil: requiere tiempo, ganas, y muchas veces esta cargado de frustración, no obstante tengo que decir que la red de contactos, la gente con la que interactúas y el valor que aporta a la búsqueda de empleo compensa todos los esfuerzos invertidos.

Cuando vayas a abrir una bitácora debes tener varias cosas presentes:

1.- Debes tener claro de que vas a escribir y cual va a ser la temática general de tu blog, no es coherente publicar un post que nada tiene que ver con el sector al que te quieres dirigir.

2.-Los post no deben ser muy extensos (no estamos hablando de una novela ilustrada), piensa que en el mundo on line la gente consume rápido los contenidos y por tanto es interesante que ocupe como máximo una hoja A4.

3.- Si haces el blog, intenta que quede claro quién es el autor del mismo (esto es quien eres tú) y pon herramientas que faciliten conocerte mejor (enlaces a Twitter, Linkedin, breve descripción profesional)

4.-Intenta realizar publicaciones periódicas, con ello no digo que publiques todos los días o todas las semanas, pero sí que establezcas unas entradas mínimas por mes.

Teletrabajo5- La mejor manera de aprender a escribir en un blog profesional, es leer otros blogs profesionales, eso te aportará diferentes puntos de vista y ayudará a mejorar tus conocimientos de tu sector de referencia.

6.-Las redes sociales pueden ayudar a publicitar tu bitácora, usa tus perfiles para publicitarlo.

7.-Los blogs están vinculados al mundo 2.0, por tanto no tengas miedo a los comentarios ni a las críticas, intenta asumirlas para mejorar.

8.-No eres un premio Planeta, y el 99,9% de los blogueros tampoco, por tanto lo que buscamos aquí es transmitir ideas y conocimientos, no obras maestras de la literatura contemporánea; por tanto, no tengas miedo a escribir, todos tenemos errores.

9-Como la mayor parte de las cosas de esta vida, no se trata de la cantidad sino de la calidad. No te centres en los números de visitantes que te visitan sino de la calidad de los mismos, es mejor pocos, que aporten valor con sus comentarios y que te enriquezcan, que numerosos que no hagan nada.

10.- La mejor manera de que te represente un blog es ser tú mismo en las entradas que publiques, dando tu punto de vista y mostrando tus conocimientos en el sector. Te ayudará frente a futuros reclutadores.

Los inicios, como todo, no van a ser fáciles, pero recuerda que el valor que te va aportar será muy superior al esfuerzo invertido en la bitácora.

 

La Carta de Presentación en la búsqueda de empleo

Si se emprende una búsqueda activa de empleo, debemos utilizar todos los medios que se tengan a mano para lograr nuestro fin. Si no lo hacemos, estaremos ante una oportunidad perdida, y eso es un lujo que no podemos desperdiciar. El no uso de la carta de presentación como acompañamiento a nuestro C.V. es uno de los errores más comunes.

CPresentacionLa carta de presentación no suele emplearse mucho en este país (a pesar que en otros lugares de Europa es elemento esencial en la búsqueda de trabajo). Debemos pensar en esta carta como una herramienta que complementa a nuestro currículo, que enfoca nuestra candidatura y que centra nuestro interés por trabajar en la organización a la que va dirigida. A continuación una serie de recomendaciones que puedes seguir a la hora de redactarla:

Lenguaje correcto pero no demasiado :  la carta de presentación debe presentar un lenguaje formal y adecuado, pero no demasiado “rococó” que nos aleje del seleccionador. Eso sí, sin faltas de ortografía

Una carta de presentación por oferta de empleo: tanto si dirigimos nuestro currículo a un anuncio concreto, como si lo remitimos por una candidatura espontánea, debemos intentar adaptar nuestra carta de presentación tanto al puesto de trabajo, como a la empresa.

-Todo C.V debe tener una carta: y esta afirmación se refiere a que todos los currículos presenciales deben tener una carta que lo apoye (escrita a ordenador) y todo correo electrónico con nuestra candidatura tiene que estar complementado con un texto de presentación.

Carta de presentación-La carta como complemento, no como elemento estrella: cuando redactemos una carta de presentación, debemos ser conscientes que su fin último es el de complementar al C.V. nunca sobrepasarlo. Una buena carta de presentación es aquella que complementa al currículo que lo acompaña.

-Cada país con su carta de presentación: resulta curioso que en cada país el contenido de la carta de presentación es diferente. Si estás pensando en buscar empleo en el extranjero, te recomiendo visitar la página del SEPE, en dónde podrás ver diferentes formatos dependiendo del país.

Teniendo en cuenta los principios señalados, pasamos a explicar qué partes debe tener una buena carta de presentación:

  • El encabezado debe acercarnos al seleccionador: esto es, si conocemos a la persona que se encarga del reclutamiento, debemos dirigir nuestra carta a la misma ( Estimada Sra Pérez ), si lo desconocemos, evidentemente obviaremos el apellido.
  • Introducción: aquí tendremos que señalar qué buscamos con esta carta , en dónde encontramos el anuncio del puesto de trabajo (siempre que no sea candidatura espontánea que entonces tendríamos que indicarlo)
  • Habla de ti como candidato: qué has hecho, qué has estudiado, introduce tu candidatura.
  • ¿Por que eres perfecto para el puesto?: estás líneas son las fundamentales y las que realmente apoyaran a tu CV en esta candidatura. Aquí debes mostrar por qué estás interesado en el puesto, qué habilidades, destrezas, competencias, conocimientos posees que consiguen que seas el candidato perfecto. Háblales de la motivación por formar parte del equipo, de lo que puedes aportar, de las ganas que tienes de crecer como profesional. En resumen: VÉNDETE.
  • ¿Dónde pueden saber más de ti? en el siguiente párrafo puedes introducir el enlace para tú página de Linkedin (en dónde podrán ver referencias tuyas de antiguos jefes / profesores / compañeros) o en tu web personal, si tienes.
  • Despedida formal:  la carta debe acabar con una despedida formal (de acorde con el lenguaje empleado a lo largo de la misiva) indicando el deseo de saber pronto de la compañía.

Como pasaba con el C.V. el primero que se debe sentir cómodo con la carta de presentación eres tú, así que haz una carta a tu gusto, pero eso sí, no olvides de redactarla de tal manera que te ayude en tus candidaturas.