Pobres Trabajadores

Walmart es una de las principales compañías de Estados Unidos, de hecho es una de las empresas privadas con mayor número de trabajadores. Nada del otro mundo. Lo que sí sorprende es que esta empresa cuenta con el mayor número de empleados pobres, esto es, que en un mayor porcentaje reciben ayudas del gobierno para subsistir, su salario no les llega para lo básico.1386881981000-EPA-USA-THANKSGIVING-SHOPPING-ECONOMY

Estos subempleos, basados en puestos de baja cualificación y poca especialización, no es una exclusividad del nuevo continente, en Europa existen. Todos conocemos los minijobs teutones o el contrato de Cero Horas británico (del cual ya hablé en esta bitácora hace unos meses), pero en los últimos días han salido de nuevo a la palestra por unos datos facilitados por la Agencia Tributaria en dónde se señala que el 34% de los trabajadores españoles gana menos de 645 euros mensuales.

Vamos por partes.

Como señalé, la cifra del número de seiscientoseuristas, nos lo facilita Hacienda con los datos aportados por las empresas… No con ello estoy diciendo que facilitemos datos falsos al fisco (Dios me libre), sólo recordar que debemos tomar estas cifras con pinzas, sobre todo cuando hace unos meses el INE (previo paso por cocina) señáló que el 30% de los asalariados percibieron un salario bruto mensual menor de 1.217,4 Euros. En resumen, todos mienten.wpid-paro-desempleados

Pero aún así debemos profundizar mucho cual es el destino del trabajo asaliariado de este país. En los ochenta se potenció la temporalidad del empleo para favorecer una mejor adaptabilidad del mercado laboral, totalmente estático en aquella época. Bajo el tintineo de que la flexibilidad era bueno para los jóvenes (le servía para complementar sus estudios y les ayudaba a dar un primer paso en el mercado laboral) o las mujeres (la explicación de que así les ayudaban a coordinar la educación de los niños y el cuidado de la casa me pareció propia del Neolítico), la parcialidad en el mercado de trabajo fue penetrando en las relaciones laborales. Pero nos pasamos de frenada.

Los subempleos se instalaron  y ya no sólo concierne a empleados de baja cualificación , afecta a todo tipo de trabajadores (me acuerdo cuando cierta universidad llamó al Departamento de Derecho Laboral para preguntar si podían hacer un contrato por dos horas de trabajo). El resultado es simple: volvemos a situaciones propias de tiempos pretéritos, en dónde los asalariados debían acumular subempleos, no para vivir de lujo, sino para subsistir. Antonio Alcántara comes back.

Más trabajo para tener un poder adquisitivo menor, esta es la disyuntiva que nos encontramos en el mercado laboral de Europa, y ante esta situación me pregunto : si cobramos menos ¿quién va a comprar lo que producimos? Y la respuesta es la peor de todas: no lo sé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s