Libertad de opinión y marca personal

No soy una persona que se obsesione por la gestión de la marca personal, pero sí que le dedico un tiempo. Soy plenamente consciente que la marca por si sola no me va a dar una entrevista de trabajo, pero sé que el abandono de la misma puede condicionar un proceso selectivo.

Unido a esta gestión, está el uso participativo que le doy a determinadas redes sociales ya que creo que el mundo 2.0 debe ser esto: 2.0 ; esto es, unas autopistas del conocimiento de doble dirección, en dónde participar, hablar, comentar y relacionarse con otros usuarios. De ahí que hace unos días me apareciese una duda respecto a este tema: ¿opinar de determinados temas en la red puede condicionar un proceso selectivo?

Siempre se nos ha recomendado de tener cuidado con las fotos que subimos a la red precaución con las faltas de ortografía o prestar atención a los grupos y páginas que seguimos en Facebook (algunas de ellas harían desaparecer el prestigio de golpe), pero pocas veces he leído algo (que no quiere decir que no existan) sobre influencia de las opiniones personales en el proceso selectivo.

La marca personal y el proceso selectivo

La marca personal y el proceso selectivo

Todos tenemos nuestro punto de vista y, nos guste más o nos guste menos, debe ser respetado. Esta libertad de opinión siempre ha sido estandarte y referente de todas (o casi todas) las redes sociales  y por tanto forma parte de su ser, ahora bien, sería necesario saber si los seleccionadores piensan lo mismo.

En EEUU cerca del 60% de los reclutadores revisan las redes sociales de los candidatos, de estos sólo el 30% afirma sentirse influido por las mismas para tomar una decisión. Y es lo lógico, ¿descartaríamos a un buen profesional por sus redes sociales?, ¿seleccionaríamos a un mediocre por lo mismo?, ¿una opinión no profesional ya sea política, social o económica puede contaminar el resto del proceso?

Lo que más me inquieta del uso de las social networks como elemento de apoyo en la selección es el efecto halo que puedan tener en el mismo. A los profesionales del reclutamiento se nos entrena para que esto no contamine la selección, esto es, que un buen comentario o una frase desafortunada que podamos encontrar nos condicione el futuro de un candidato. 

El triángulo formado por las RRSS, libertad de opinión y proceso selectivo creo que necesita un debate más profundo de lo que se ha expuesto en este post. Yo personalmente siempre he intentado ser altamente cuidadoso con lo que publico, intentando mostrar mi posición referente a los RRHH pero no entrar en otros temas, no sé si es bueno o es malo, pero es lo que yo hago e imagino que tú también tendrás una opinión al respecto que me gustaría conocer… en las Redes Sociales por supuesto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s