¿Dónde está mi silla?

A veces pienso que vivo en un mundo paralelo, en otra dimensión, en una paradoja filosófica. Durante toda mi vida, mis padres fueron expertos en ponerme los pies sobre la tierra, cosa que le agradeceré eternamente. Me enseñaron el valor del trabajo, el poder el esfuerzo y del sacrificio y sobre todo, se focalizaron en que asimilase que el hecho de tener cierta formación no implicaba automáticamente tener sitio en un despacho una vez finalizase los estudios. Al contrario, siempre repitieron que no todo el mundo podía tener su silla.

Últimamente no hago más que mostrar mi sorpresa con ciertas declaraciones que encuentro por la red o en otros medios de comunicación. Son comentarios desde la frustración, mezclados con aires de desesperación: “Tengo dos carreras y un máster y estoy en Londres limpiando wáteres”; “Estoy licenciada en periodismo y me pagan una birria por artículo”, “Tengo un máster en bailes árabes (sic) y no encuentro trabajo” o la tan siempre manida “jóvenes licenciados que sólo encuentran trabajo de camarero”. Estas declaraciones siempre suelen ir acompañada con la típica frase “siempre me dijeron que si estudiaba no tendría que pasar por esto”.

A ver. Por partes. Tener estudios universitarios no implica que tengas automáticamente un buen sueldo y un contrato indefinido. Esto lleva su tiempo y no siempre se cumplirá, es más, el mercado laboral (y no cosa nueva) no puede absorber a toda la mano de obra formada. Obtener el título no es el final del camino, es el comienzo de un infinito trayectos que incluirá hacer de todo: desde morderse la lengua, hasta desempeñar trabajos en dudosas condiciones de legalidad vigente.

La travesía en el desierto es dura, salvaje, difícil y muchos de los profesionales no conseguirán salir del mismo, pero otros muchos sí. Llegarán, triunfarán y podrán decir que lo han logrado; pero siempre debemos ser conscientes que esta victoria llegará a medio-largo plazo; objetivo poco motivador en la generación del cortoplacismo.

No, no se indignen ni echen pestes sobre mi persona. Yo también soy joven (aunque no tanto), tengo estudios (que seguramente irán en aumento), estoy en el paro (como cerca de 1.200.000 desempleados españoles con formación superior) y, sobre todo, he pasado por eses trabajos “chungos”, que no me gustó nada desempeñar, en los cuales he invertido mis mejores años y que, analizándolo en frío, me aportaron más disgustos que alegrías. Pero siendo sincero, esta experiencia me ha ayudado a mejorar como profesional, a rectificar vicios en mi desempeño, a aprender que antes que tu formación, está tu talento y sobre todo, me ha preparado (aunque esto tardé tiempo en asimilarlo) para trabajos mejor cualificados.

No me gustaría que entendiesen este post como un alegato al trabajo basura y mal pagado. Al contrario, no encontrarán otra persona más a favor del empleo digno y de calidad, ya que, a diferencia de otros, sí que creo que existe el trabajo indigno. Lo que quiero es que seamos conscientes que, para llegar a la cima, es necesario pasar por penosos campos base, que por muy rápido que lleguen otros, cuando aparezcan las ventiscas esos serán incapaces de mantener su posición ahí arriba, y que nosotros, que tenemos las manos llenas de callos y los dedos congelados del sacrificio realizado, lograremos quedarnos.

No descubro América si digo que vivimos tiempos complejos, nuestra generación se enfrentan a problemas que hace años no eran planteados. Por ello debemos adaptarnos y cambiar el chip y pasar de preguntar ¿dónde está mi silla? a decir ¿dónde está mi siguiente puerto base?.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Dónde está mi silla?

  1. Pingback: ¿Saldré de esto? | Isabel Loureiro Orientadora Profesional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s