Dama de negro sobre fondo gris

Todos estábamos nerviosos, algo común mientras esperas para una entrevista de selección, pero me llamó la atención que tú no. Tú llegaste con tus zapatos de tacón, avisando de tu presencia a lo lejos; dibujabas una risa inquieta en tu cara, pero tú y yo sabíamos que mentías, la actuación no es tu punto fuerte.

Era la primera vez que te veía, curioso, ya que para  optar a esa beca tenías que haber hecho el cursillo que todos los candidatos nos comimos, bueno, todos menos tú; ya sabemos que eras especial, eras la seleccionada.

Te imagino levantándote por la mañana y pensando porque tenías que ponerte ese traje negro que tan seria te hacía; irte a las afueras (con el tráfico de esas horas) y simular que realizabas una entrevista, teatralizar una implicación, falsear un interés, dibujar una capacitación en tu famélico currículum. ¡Qué pereza! Sobre todo esperar en ese pasillo a que te llamen, bastante has hecho con presentar la documentación (fuera de plazo eso sí), y ver la cara de los otros fracasados,  con esperanzas que los seleccionen… ilusos.

GenteAhora sabemos que eras tú en quien pensaban a la hora de publicar la beca, eras el referente; bueno, más que tú, tu padre, madre, padrino, primo, vecino o amante… quién sabe. Esa persona que llamó a otra persona, para que señalara a una tercera que tenía que ser tu nombre el que figure en el primer puesto. Eras la enchufada.

Pero tú te presentabas allí, sabiéndote vencedora. Pero una cosa debes tener clara, el talento no entiende de sobornos ni enchufismos. Las ayudas y los apoyos, tan pronto vienen como se van, y cuando menos te lo esperes, lo único que te ayudará a crecer serán tus minúsculas capacidades.

No quiero, querida, que me malinterpretes; no creo que seas la culpable de nada, ni la víctima; eres una circunstancia. Un condicional que en poco tiempo se transformará en un pretérito imperfecto, hasta que venga otro privilegiado que ocupe tu puesto… ¿o acaso piensas que tu nombre continuará escrito en losas de piedra per vitam eterna? Lamento romperte las alas y hacerte caer sobre las aguas frías de la realidad. Cuando dejes de ser la elegida, únicamente te podrás apoyar en tu talento (ese que tienes tan poco cuidado); pero tranquila, siempre tendrás ese traje negro para acompañarte en tu búsqueda.

Anuncios

4 pensamientos en “Dama de negro sobre fondo gris

  1. Hola Víctor
    Buen relato. Según iba leyendo me iba entrado un asco tremendo porque me imaginaba la pérdida de tiempo de los candidatos.
    Algo parecido me han contado que ocurre en algunos Ayuntamientos.
    Un saludo

  2. Genial, me ha encantado y no se porque pero me has hecho reir, (humor negro que le dicen) Yo en alguna ocasión, como seleccionadora, he pasado la misma situación, vienen todos seguros a entrevista, pensando “este puesto es mío porque vengo recomendado de… “y se encuentran conmigo… ellos llegando a la prepotencia… y yo bajándolos de su pedestal y descartándolos. ,)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s