Caballos y Bayonetas

Este texto poco o nada tiene que ver con los RRHH, pero puede darnos una visión global sobre las redes sociales en nuestra sociedad

Four more years. Tres palabras, quince caracteres y una foto. Este mensaje, publicado en el Twitter por el presidente de los Estados Unidos poco después de proclamarse ganador de las elecciones americanas, sirve de base para analizar el poder de las redes sociales en la campaña de 2012. Tres minutos después de ser publicado, ya había sido retuiteado 327.453 veces (rompiendo el record que ostentaban hasta la fecha las Spice Girls –sí, aún están en activo- durante la ceremonia de clausura de los JJOO de Londres).

Esa noche electoral se habían remitido unos 31 millones de  tuits, alcanzando los 320.000 mensajes por minuto poco después de conocerse al ganador. Pero, ¿fueron tan importantes las redes sociales e internet en la carrera hacia la Casa Blanca?…a tenor de las cifras manejadas por los dos principales partidos, perece ser que sí.

En términos globales, el Partido Demócrata se gastó 36 millones de dólares en publicidad en la red (tres veces más que en las anteriores elecciones), emitiendo cerca de 800 millones de anuncios en internet y posicionándose en buscadores para persuadir a los votantes ( “Jóvenes con Obama”, “Mujeres con Obama” o “Amantes de las mascotas con Obama” – sí, han leído bien-); además ambos candidatos han comprado varios trending  topics en Twitter (a razón de 120.000 $ por TT y día según Adweek)

La facilidad de acceso a las redes, el bajo coste de las mismas, y su rentabilidad como campo de pruebas de futuros mensajes electorales; supuso que los candidatos y sus equipos explotaran lo máximo posible estas herramientas: ambos tienen Facebook (siete millones de amigos tiene Romney), Twitter (18 millones de seguidores tiene Obama), blogs en Tumblr, páginas en Youtube (que le permitían ver si un anuncio funcionaba antes de emitirlo en la costosísima televisión americana) o en Tout… Incluso  sus mujeres se han visto engullidas por el huracán “redes sociales”, por ejemplo, Michelle Obama abrió durante la campaña una cuenta en Pinterest en dónde, entre otras cosas, podemos ver una foto de su boda y descubrir los estragos que supusieron los noventa en el terreno de la moda nupcial.

Los equipos emplean las plataformas para generar mensajes en masa, reclutar fondos y votantes a través de una segmentación de la audiencia. Esta segmentación es clave para el éxito de estas campañas on line.  La agencia Pew Research calcula que el 60 % de los estadounidenses adultos hacen uso de las redes sociales, de los cuales un 40% las utilizan para su activismo político; en otras palabras la redes sociales están en la vida del elector medio ( de hecho el Estado de Washington has sido el primero en ofrecer una aplicación para Facebook para registrarse como votante), por lo que en los equipos de campaña, además de los tradicionales voluntarios o analistas de marketing, han contratado, por primera vez y de forma masiva, ingenieros informáticos.

Uno de los principales problemas que los expertos le achacan a la campaña “virtual” es que,  pese a que los candidatos son muy activo en las redes,  no emplean estos canales para debatir, sólo para transmitir mensajes de campaña. Lo utilizan como un canal emisor de contenido y no como un medio también de receptor de ideas.

Si tengo que hacer un resumen sobre las redes sociales y su vinculación a la campaña; puedo decir que los social media se han convertido, como ya comentó algún experto, en una gran barra de bar, en donde los usuarios, se expresan y hablan de política como si estuvieran tomando una cerveza en el bar de Moe. En dónde los comentarios que quedaban en el sofá de casa, se transmiten a lo largo del país, en dónde hechos anecdóticos (como cuando Obama le recordó a su contrincante que además de menos barcos, el ejercito de EEUU contaba con menos caballos y bayonetas que a comienzo de siglo) se convierten en TT.

Hemos vivido una explosión electoral en las redes sociales, pero creo que aún no está visto todo. Prepárense para descubrir hasta qué punto los equipos electorales nos sorprenderán en el futuro. Estén atentos. El mañana propagandístico  empieza ahora…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s